Exteriores

Desde EL SOBRADO se accede a una solana, de 14 m2, con balaustrada de madera desde la que se divisa casi todo el Valle del Jerte: desde las cumbres nevadas de la Sierra de Gredos, pasando por varios pueblos vallenses, hasta Plasencia.

En la Casa Rural El Regajo, sus dueños, afanados en la mejora permanente de sus instalaciones, han decidido la construcción de una bonita piscina, así como una cómoda barbacoa, para disfrute de todos sus clientes.


Los cálidos veranos de este impresionante valle se harán más llevaderos sumergidos en sus aguas de manantial y tomando el sol en su bien cuidado césped. Y como no, gozar de este espectacular paisaje mientras disfrutas de un placentero baño en sus aguas cristalinas.